Ese dulce objeto del deseo: el azúcar

El uso indiscriminado de azúcar refinado en productos alimenticios ha abierto el debate en diferente países del mundo como México, Reino Unido y la India, que ya proponen un “impuesto al azúcar”. ¿Qué productos son los catalogados como los que más azúcar llevan? ¿Existen alternativas naturales para reducir su uso?

Azúcar ayer y hoy

La historia del azúcar se remonta a los orígenes de la humanidad: se ha estado produciendo desde entonces, siendo en sus inicios un producto poco abundante por lo que se utilizaba la miel con más frecuencia para endulzar en casi todo el mundo. La caña de azúcar (la especie donde se obtiene la mayor parte del azúcar refinado que se consume en el mundo) era una especie nativa de los trópicos, en Asia meridional y en el sudeste asiático. En la época de los grandes descubrimientos de las rutas comerciales que unieron Europa y América, se comenzó a cultivar en este continente de forma cada vez más masiva, donde pasó a ser el motor productivo de muchos países y donde adquirió el apelativo de “oro blanco”.

caña de azúcar, natural

Proceso de prensado tradicional de la caña de azúcar donde se obtiene el jugo de la caña para su posterior refinado

En la actualidad la industria azucarera es un sector que mueve 47.000 millones de dólares al año, convierténdola en uno de los lobbies más multimillonarios y globales a nivel agroalimentario. Es tan poderoso que en el año 2015, cuando la Organización Mundial de la Salud presentó (después de un largo periodo de consulta pública) unas recomendaciones respecto al consumo de azúcar, intentó por todos los medios quitarle trascendencia al tema haciendo campaña por los efectos saludables del azúcar.

En el mencionado informe, la OMS recomienda que los azúcares no deben aportar más del 10% de las calorías diarias tanto en niños como en adultos, alertando la epidemia de sobrepeso y obesidad que afecta a unos 2.100 millones de personas en el planeta, casi un tercio de la población mundial.

¿Sabemos lo que comemos realmente?

etiquetas, productos, azúcar

La etiqueta de un producto es la herramienta comunicativa principal que conecta al consumidor y al productor.

Muchos de los productos que consumimos habitualmente llevan azúcares, incluso alimentos salados como salsas de tomate, ketchup, pizzas e incluso hamburguesas. Según VSF Justicia Alimentaria Global: los porcentajes que revelan las etiquetas están basados en una CDO de 90 gramos de azúcar al día. ¿Esto significa que para llevar una dieta saludable debemos ingerir esta cantidad al día? NO!! Este dato, fijado por la industria, responde a la cantidad máxima según el lobby. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece en 25 gramos la cantidad recomendada, una diferencia sustancial. Pero claro, si el etiquetado fuera claro y tuviera en cuenta las recomendaciones de la OMS, las cantidades de azúcar se dispararían tan brutalmente que tal vez los consumidores dejarían de comerlos. (CDO: Cantidad Diaria Orientativa para un adulto).
Este exceso de azúcares refinados tiene en el largo plazo un efecto negativo en la salud, generando riesgo de sobrepeso y obesidad, aumentando el colesterol, desequilibrio glucémico y puede causar alteraciones de conducta, como por ejemplo hiperactividad.

¡Pero existen alternativas!

azúcar, frutas

Muchas frutas, plantas y verduras nos pueden aportar no solamente los azúcares necesarios sino el resto de vitaminas y minerales necesarios.

Existen en la naturaleza, otros tipos de endulzantes que representan una alternativa más saludable al azúcar refinada. Productos como la stevia, la panela, el azúcar de abedul, la miel o el jarabe de arce, son productos más naturales que amplían el abanico de opciones a la hora de endulzar nuestros platos y nuestras vidas.

Cada vez son más los productores y elaboradores que utilizan estos tipos de edulcorantes naturales en sus productos (mermeladas, galletas, repostería, jugos, golosinas, etc.) permitiendo que un número cada vez más grande de consumidores preocupados por los efectos negativos del azúcar refinado los puedan seguir consumiendo.

Inclusive muchos cocineros, chef y amantes de la gastronomía preocupados por este tema, nos ofrecen a través de programas de televisión, blogs u otro tipo de publicaciones, recetarios donde utilizan estos tipos de endulzantes más sanos. Es el caso del chef inglés Jamie Oliver, que en su página web nos ofrece recetas muy apetitosas y fáciles de preparar. Además de la cocina, Jamie es una de las caras más visibles de una campaña que busca en el Reino Unido, gravar con un impuesto a aquellas bebidas azucaradas que sobrepasen el límite establecido por la OMS.

¡Existen dulces alternativas para empezar esta primavera con toda la energía!


  • La campaña 25 Gramos de VSF Justicia Alimentaria Global, alerta de los peligros asociados al incremento del consumo de azúcar, denuncia las estrategias de la industria alimentaria y exige que se regule su comercialización y la publicidad de estos en los medios de comunicación.
  • El informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda las cantidades de  ingesta de azúcares para adultos y niños.
  • Action on Sugar es una organización inglesa, que busca que los productos alimenticios tengan un etiquetado tipo “semáforo” mucho más sencillo de leer para los consumidores que los actuales cuadros.
  • La web “Dime que Comes” realizó un experimento en redes sociales, donde colocó la cantidad de azúcar descrita en la etiqueta de una bebida gaseosa, junto a la lata para comparar. Los resultados y como leer correctamente una etiqueta los podéis encontrar aquí.
  • En su web en castellano Jamie Oliver tiene una gran cantidad de recetas sanas y naturales: ¡no os las perdáis!

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM