¿Te apuntas a la Navidad colaborativa?

Si hay una fecha del año que invite a la reflexión esa es la navidad. Tras la locura consumista del Black Friday, queda un remanso de paz en el que vamos adornando nuestros hogares y programando nuestras agendas para compartir tiempo con familiares y amigos. Para hacer repaso del año que termina y para realizar, casi sin darnos cuenta, una lista de propósitos en los que te planteas cómo te gustaría que fuera este nuevo año. Y también es la época del año que nos invita a rescatar del consumo colaborativo, su sentido original: colaborar, compartir, cooperar.

LOS TRES SISTEMAS TAMBIÉN SON “NAVIDEÑOS”

¿Recuerdas el libro “What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption“? En el libro y artículos relacionados los autores organizan el Consumo Colaborativo en tres sistemas muy aplicables a lo que viviremos estas navidades:

Sistemas basados en el producto: COMPARTIR

Vale, puede que no te hayan regalado esa consola de videojuegos a ti, o esa bicicleta o ese libro… pero sabes que también lo acabarás usando.

Mercados de redistribución: SI NO LO VAS A USAR…

Redistribuir es la quinta “R”, junto con Reducir, Reutilizar, Reciclar y Reparar. No tiene sentido que almacenes un regalo que no vas a usar. Dónalo, cámbialo por otro o bien, véndelo a un tercero permitiendo que otra persona pueda utilizarlo.

Estilos de vida colaborativos: COOPERAR

Bancos de alimentos, voluntariado, acompañamiento… cooperar para recordar que somos uno y que somos más que uno. Un mes lleno de energía solidaria que merece contagiar el resto del año.

DOS MANOS MEJOR QUE UNA

Los tres sistemas colaborativos funcionan en Navidad pero hoy, queremos centrarnos en un fenómeno rescatado también de la tradición: reutilizar un objeto.

Si bien nuestros abuelos tenían claro que el almacenar objetos sin darles uso no tenía ningún sentido, las nuevas generaciones rescatan esa idea. En lugar de tirar o almacenar, buscan opciones para darle una segunda vida. El sector de la segunda mano ya es utilizado (El País 2014) por la mitad de los españoles en los últimos años y la influencia de las tecnologías ha conseguido revalorizarse y consolidarse.

“Ahora vivimos en un mundo global donde podemos imitar a los intercambios que antes tenían lugar cara a cara, pero a una escala y de una manera que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”. Rachael Botsman y Roo Rogers

Las nuevas tecnologías están reinventando el sector del segunda mano y existen varias plataformas y aplicaciones que te facilitan el intercambio de objetos. Muchas veces buscar algo concreto en estas grandes plataformas puede ser bastante complejo, por eso han surgido alternativas. De este modo la experiencia de la búsqueda es mejor y más eficaz para el usuario que tiene una preferencia por ese sector específico.

Os presentamos algunas de estas nuevas iniciativas, nacidas ya en la generación de los teléfonos inteligentes, como Wallapop o Lendi que apuestan por hacer la vida más fácil al usuario:

Geolocalización gracias a Wallapop

Wallapop consiste en una aplicación móvil que fomenta la compra-venta e intercambio a nivel local. Es decir mediante la geolocalización puedes ver que objetos hay más cercanos a tu alrededor y que te puedan interesar.

Comparte en tu mismo barrio gracias a Lendi

Lendi nace para cambiar el modelo de consumo y construir barrios más cooperativos y sanos. Es una comunidad para conectar en la vida real. Hacen encuentros, actividades y talleres para compartir conocimientos de consumo responsable y conectar entre vecinos.

La comunidad Lendi sigue creciendo

COMIENZA TU NAVIDAD COLABORATIVA

Queda muy poquito para comenzar la Navidad por lo que queremos recordar el valor no sólo de los objetos, sino de la felicidad compartida.  Antes de comprar, piensa en todos esos objetos que tienes en casa y merecen una segunda vida. Antes de comprar, piensa en quién eres y qué quieres realmente. A través de cada gesto, contribuimos a una sociedad mejor y más coherente con nuestros valores. Cada gesto cuenta porque cada gesto, puede transformarse en un abrazo o una sonrisa junto a las personas que amamos o que más nos necesitan.

Feliz Colaborativa Navidad.

Artículo escrito por Diseño Social / En Facebook

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM