Sikaru, una cerveza artesana y con valor social

Si compras la cerveza de Sikaru, no solo disfrutarás de un producto artesanal, sino que además estarás apoyando el proyecto de ocupación laboral que llevan a cabo junto con otras iniciativas.

– ¿Cómo empezó “Sikaru”?

El proyecto Sikaru forma parte de las propuestas con las que la Fundació Badalona Capaç pretende generar ocupación laboral para las personas con discapacidad intelectual usuarias de sus servicios. Uno de los objetivos de la Fundació es la inserción laboral de nuestro colectivo de interés. Para conseguirlo, realizamos manipulados industriales, trabajos de limpieza callejera, reparación de contenedores, distribución de un diario local y los proyectos propios, un taller de serigrafia textil y la elaboración de cerveza artesana Sikaru.

La idea de hacer cerveza fue una de las propuestas que se barajaban para permitir a la Fundació no solamente conseguir esos objetivos sino además poder proyectar al exterior su proyecto social. La elaboración de cerveza permite ocupar a un buen número de personas en las diferentes tareas necesarias para llevarla a cabo. Las diferentes tareas que implica la gestión de Sikaru nos permite ocupar a unas 10 personas de manera intermitente. Así, realizamos el proceso de producción en una fábrica externa, embotellado, etiquetado, preparación de pedidos, visitas comerciales, distribución, participación en ferias, elaboración de productos de merchandising.

– Formáis parte del grupo cooperativo “Créixer”. ¿Nos puedes explicar en qué consiste?

El Grupo cooperativo Créixer es una iniciativa formada por varias entidades sociales similares a la nuestra distribuidas por toda Catalunya, actualmente 14, que producen diferentes tipos de productos alimentarios como vinos, quesos, mermeladas, galletas, pates, aceites… con el objetivo de desarrollar proyectos de ocupación laboral para personas con discapacidad intelectual que pretenden generar sinergias entre sus miembros para potenciar la distribución de los productos a través de los canales propios. Una de las iniciativas que mejor está funcionando son los lotes de Navidad que elaboramos conjuntamente.

– ¿Cómo elaboráis? ¿Cuál es el valor añadido de la elaboración “artesanal”?

Actualmente elaboramos nuestras recetas en una fábrica de cerveza artesana de Badalona. El valor añadido de la cerveza artesana es el uso únicamente de productos naturales en su elaboración; maltas, lúpulos frescos, levadura y agua son los ingredientes básicos. La combinación de estos productos permite obtener una variedad enorme de estilos y variedades que hacen que, en contraposición con la cerveza industrial, la oferta sea infinitamente más rica. Adjunto la tabla periódica de los estilos de cerveza.

– ¿Os cuesta difundir la cultura de la cerveza artesanal? ¿Creéis que a la gente le falta más conocimiento sobre este producto? En otros países la cultura de la cerveza artesana es muy apreciada, ¿aquí cómo pensáis que está la situación?

La pregunta del millón. La cultura de la cerveza craft o artesana es relativamente joven, apenas 15 años y su introducción en el mercado se ha ido incrementando notablemente en los últimos años con la aparición de un gran número de fábricas y marcas y ferias de gran repercusión como el Barcelona Beer Festival. Aún así, comparada con la cerveza industrial el porcentaje de ventas no representa más que un 2% del total del mercado, siendo optimistas. Yo creo que el margen de crecimiento es enorme, sobre todo si tomamos como referencia a Italia, el país más avanzado de Europa en el sector craft donde el porcentaje ronda el 5%.

Nuestra tarea muchas veces consiste en hacer pedagogía a las personas que desconocen el producto guiándoles por las sensaciones sensoriales que van a experimentar. El consumidor de cerveza artesana suele ser bastante curioso y siempre está dispuesto a probar cosas nuevas. La cerveza artesana es un producto que ha venido para quedarse y, poco a poco va ganando adeptos.

– Para iniciar a alguien a una cerveza artesanal, ¿qué le dirías?

Básicamente, pruébala, te va a sorprender! De cara a conocer sus preferencias les preguntaría si le gustan cañeras, ligeras, amargas, ácidas, tostadas, afrutadas… A partir de ahí ya puedes estimar qué cerveza le gustará más. Si le das la cerveza equivocada es probable que las odie.

– A nivel de salud, ¿tiene ventajas una cerveza artesanal frente a una convencional?

Hay estudios que indican que los beneficios del consumo moderado de cerveza artesana reduce la probabilidad de tener piedras en los riñones, evita el estreñimiento, previene el insomnio… no sé, creo que el hecho de tomar un producto elaborado con productos naturales será siempre más sano que uno elaborado con extractos y conservantes. A nivel personal puedo decir que no me genera resaca. Lo que es cierto es que el lúpulo abre el apetito, y mucho. No en vano, esta planta se usa en terapias contra la anorexia.

– India Pale Ale, Pale Ale Larak, Porter y Saison… ¿cuáles son sus diferencias y atributos? ¿Podríamos decir que depende el momento y con qué comida lo combines?

Estos son los 4 estilos que forman nuestra oferta. Son bastante opuestos pero al mismo tiempo son estilos bastante representativos. De manera resumida:

  • URUK. India Pale Ale o IPA. Cerveza de color ambar y tostada de 6,7 % alc. 70 IBUS. Los lúpulos que lleva le dan un perfil en boca y nariz a fruta tropical. Amargor bien balanceada. Las IPAS combinan bien con platos potentes, especialmente picantes.
  • LARAK. Pale Ale. Nuestra Rossa. Cerveza ligera y refrescante de 4,5 % alc. Perfil cítrico. Es una cerveza de amplio espectro y permite combinarla con prácticamente cualquier tipo de comida.
  • NIPPUR. Saison. Cerveza ligera y refrescante de 5 % alc. Aunque es ligera, se trata de una cerveza compleja que contiene trigo entre las maltas, mandarina y cilantro. El resultado es una combinación muy original e interesante. Combina con cualquier alimento.
  • GIRSU. Porter. Ceveza negra de 5,6% alc. Usamos regaliz y virutas de barril de whisky en su elaboración. Cerveza adecuada para postres que usen chocolate negro.

Los IBUS son el grado de amargor. A partir de 60 IBUS se consideran cervezas amargas.

La cerveza artesana se presta a degustarla con mayor tranquilidad que una industrial. A medida que se va calentando van apareciendo matices que denotan que se trata de un producto mucho más complejo.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM