Parto natural ¿Cómo preparar tu cuerpo?

Antes que nada debes saber que no es necesario ser especialmente fuerte ni tener una tolerancia sobrenatural al dolor para tener una experiencia positiva en un parto natural. Lo primordial es confiar en tu cuerpo y en tu capacidad para parir.

Parir es un acto fisiológico natural e instintivo y las mujeres embarazadas, por definición, estamos preparadas para afrontarlo.

Dicho esto sí que es cierto que hay cosas que puedes hacer para preparar tu cuerpo para un parto natural. No se trata de seguir una tabla de ejercicios y una dieta estricta como si fueras a apuntarte a un Ironman, ¡no te asustes! Pero hay ciertas ciertas recomendaciones que te animamos a considerar.

Dieta equilibrada

Alimentarse de forma sana y equilibrada, consumiendo productos orgánicos y de temporada es una máxima que se puede aplicar a cualquiera (niños, adultos y ancianos) pero en el caso de una mujer embarazada es primordial. Es preciso nutrir tu cuerpo con el aporte energético necesario para sobrellevar esta etapa de tu vida.

No importa si eres omnívora, vegana, flexitariana o vegetariana, lo realmente importante es que te asegures de consumir cantidades adecuadas de fruta, verdura, cereales y legumbres. Tu cuerpo necesita vitaminas y proteínas para mantenerse ágil y fuerte.

Bonus track: Prepárate cada mañana un smoothie con hojas verdes (espinacas, kale), ricas en ácido fólico que son ideales para el embarazo.

Ejercicios de respiración

Controlar tu respiración es esencial en un parto natural. A lo largo de tu embarazo es recomendable que tengas mayor conciencia de tu respiración y que aprendas algunas técnicas que te serán de lo más útiles en la fase de alumbramiento. Una de estas técnicas es la denominada “labios de caballo”, popularizada por la gurú del parto espiritual Ina May Gaskin; que consiste en hacer que tus labios vibren al exhalar.

Actividad física

El embarazo pone tu cuerpo a prueba. ¡No es fácil acostumbrarse a los cambios que experimenta tu cuerpo a lo largo de estos 9 meses! Para sentirte ágil y en forma así como para tener un buen conocimiento de tu cuerpo cambiante no hay nada mejor que practicar algún tipo de actividad física.

Bonus track: Apúntate a una clase de yoga para embarazadas donde además de mantenerte en forma aprenderás técnicas de respiración y meditación. Estas sesiones son una excelente oportunidad para conectar con tu cuerpo y con tu bebé y vivir un embarazo y un parto más conscientes y serenos.

Estos tres elementos serían los pilares para preparar tu cuerpo para el parto natural aunque puedes incorporar a tu día a día otras rutinas igualmente recomendables como los automasajes o la acupuntura. Lo esencial es sentirte bien contigo misma y confiar plenamente en tu cuerpo.

Artículo escrito por Txell Hernández Gil, de Mammaproof.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM