Limpieza primaveral para tu hogar con productos naturales

Con la primavera nos entran unas ganas enormes de renovar la energía de muchas cosas… Ahora ya hace un mes que hemos dejado atrás el letargo invernal, y para empezar esta nueva temporada donde todo florece, una buena manera es ¡limpiar el hogar de arriba a abajo! Olvídate de los productos comerciales derivados de la petroquímica y convierte los productos naturales en nuevos amigos de la limpieza: piel de naranja o limón, cáscaras de huevo, aceite vegetal, té o café molido.

Los productos de limpieza comerciales contienen una variedad de ingredientes peligrosos para nuestras familias (los famosos disruptores endocrinos) y también para nuestro entorno (los ya famosos compuestos orgánicos volátiles, apodados COV). Te dejamos con varios trucos naturales para sustituirlos:

Cítricos: “pelotón” contra la suciedad

Seguro que muchos de vosotros os hacéis zumo de naranja o de mandarina por la mañana para tener vitaminas… y por lo general, ¿qué hacéis con las pieles? ¡Ahora pueden transformarse en las armas contra la suciedad!

Para ello se puede fabricar un limpiador multiusos perfumado con la piel de 3 naranjas y 1/3 de vinagre de uso doméstico por 2/3 de agua. Vierte vinagre blanco en un frasco. Añade la piel de las naranjas. Cierra el recipiente y deja macerar durante 2 semanas.

MENAGE-DE-PRINTEMPS-1440x969

©Olivier Cochard

El ácido cítrico que contiene la piel de los cítricos, disuelve las grasas, mientras que el vinagre blanco desinfecta las superficies a limpiar. El resultado es un producto de limpieza (para el suelo) extremadamente eficaz ¡y con un delicioso perfume!

Otro truco es refregar un poco de piel de naranja dentro del lavavajillas para eliminar los depósitos calcáreos en los vasos. También puedes eliminar las manchas de dentro del microondas calentando las pieles de cítricos en un plato de agua 15 minutos (durante este tiempo el vapor despegará las manchas y una vez el tiempo transcurrido sólo tendrás que pasar la esponja).

Una taza de café para el fregadero

Después de beber el café, nos quedamos con montañas de poso sin saber qué hacer. Y, sin embargo, se puede utilizar para drenar las canalizaciones del fregadero. Los pequeños granitos, que son abrasivos, bajando por las tuberías, raspan las paredes recogiendo a su paso pequeños grupos de residuos que con el tiempo pueden obstruir los fregaderos y lavabos.

MENAGE-DE-PRINTEMPS_7-1440x961

©Olivier Cochard

Sólo vacía puntualmente tus posos de café en el agujero del fregadero y luego enjuagua con un litro de agua caliente.

Una cucharada de aceite para el sofá

El aceite vegetal (oliva, girasol, colza) es más económico y ecológico que algunos productos ofrecidos en el mercado. Así, pulir tus muebles de madera (en bruto, pintados, encerados o en formica), suelos de parquet, escaleras, persianas, con un trapo empapado en aceite ayuda a eliminar las eventuales manchas circulares y otros rastros de agua antiestéticas. La solución también es ideal para restaurar el brillo de los detalles dorados y para suavizar y nutrir un sofá de cuero. Los más aventureros pueden agregar al aceite un poco de jugo de limón fresco o vinagre para obtener una cera natural y barata.

MENAGE-DE-PRINTEMPS_4-1440x961

©Olivier Cochard

“Huevos” de oro para tus ollas y sartenes

¿Sabes que las cáscaras de los huevos pueden ser muy útiles para limpiar ollas y sartenes? Para ello, basta con aplastar una o dos cáscaras (¡que tienen la particularidad de no rayar!) y pasar este polvo por las paredes de la olla con una gota de jabón. Y luego aclarar con agua. A los pocos minutos, o incluso segundos, ¡nos encontramos con “la crème de la crème” de los productos de limpieza!

Otro truco: si montamos las claras y las esparcimos en los muebles de jardín de PVC, verás como les dan blancura y brillo (dejar secar y luego pulir con un paño suave).

MENAGE-DE-PRINTEMPS_6-1440x961

©Olivier Cochard

Tu taza de té para unas ventanas limpias

¿Bebes litros de té? ¿Sabes que es un buen desengrasante y limpiador para tus ventanas y suelos? No dudes en reciclar tu té infusionado como producto de limpieza. Por otra parte, las bolsas de té son perfectas para limpiar los muebles de madera, limpiar las placas de cocina y los espejos. ¡Ahora sólo tienes que elegir entre un té a la menta, un té Ceylan o un clásico Earl Grey!

De la misma forma que el café, el té tiene la capacidad de absorber los olores, por lo que puedes tener una bolsa de infusión cerca de la arena para gatos o colgarla en el espejo retrovisor de tu coche (en lugar del mítico abeto perfumado de color). Vamos, que no hay que tener miedo al ridículo, ¡hay que estar a la vanguardia!

MENAGE-DE-PRINTEMPS_5-1440x962

©Olivier Cochard

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>