Lava menos tus vaqueros; los mejillones te lo agradecerán

¿Quieres comer pescado y marisco saludables? ¡Lava menos tu ropa sintética! Cuando pasan por la lavadora, liberan micropartículas de plástico que terminan en merluzas y mejillones (etc). ¿Vestir limpio sin estropear tu comida ni el planeta? ¡Sí es posible!

Llega el momento de antes de dormir y es hora de tirar la ropa del día en el cubo de la ropa sucia. Te vas a la cama con la sensación de haber cumplido con tu deber porque sabes que tus vaqueros, jerseis y calcetines pronto se unirán a la lavadora para el lavado semanal. Sin embargo, este gesto no debería ser tan automático.

Primero, porque la mayoría de la ropa sufre durante los lavados. Este es particularmente el caso de los vaqueros. El gran jefe de Levi’s, Chip Bergh, explicó en 2015 que usa vaqueros que no se han lavado desde hace más de un año. Según él, esta es la única solución para preservar lo que hace que los vaqueros sean tan especiales: ser una prenda muy duradera que puedes usar durante años sin dañarse. Y Chip Bergh no es el único que defiende y aplica este consejo. El famoso periodista Anderson Cooper y el estilista Tommy Hilfiger también han dicho que nunca lavan sus vaqueros.

En promedio, un español lava sus vaqueros después de usarlos 2.5 veces. Si lo laváramos cada diez usos, reduciríamos en un 75% el consumo de agua utilizada en la vida de los vaqueros, dice un estudio financiado por Levi’s. El consumo de energía también se reduciría en un 75%.

¿Máquinas que lavan, o contaminan?

Hay más razones para tomarse las cosas con calma con la ropa. En 2016, un estudio mostró que nuestras lavadoras son una fuente importante de contaminación del agua y los océanos. Nuestras prendas sintéticas tienen la desafortunada tendencia a liberar micropartículas de plástico cuando pasan por la lavadora. Según los investigadores de la Universidad de Plymouth que realizaron este estudio, ¡cada ciclo puede liberar aproximadamente 700.000 microfibras! Y estas pequeñas partículas, a menudo invisibles a simple vista, no pueden ser detectadas por plantas de tratamiento de aguas residuales. Por lo tanto, alcanzan los ríos y luego llegan a los océanos. Según los investigadores que analizaron las sopas de plástico que flotan en medio de nuestros océanos, estas microfibras son incluso una de las principales causas de la preocupante contaminación plástica de nuestros océanos.

Dead fish on a tropical beach surrounded by washed up garbage including bottles and plastic bags.

Plancton plástico

Estas micropartículas de plástico terminan en la cadena alimentaria. Los estudios han demostrado que el plástico se encuentra en la mayoría de los pescados y mariscos destinados al consumo humano. Las ostras y los mejillones, en particular, ingieren partículas de plástico del mismo tamaño que el fitoplancton del que se alimentan, incluidos los plásticos producidos por nuestras máquinas.

En 2013, el ecotoxicólogo Colin Janssen realizó pruebas en mejillones del Mar del Norte (Francia) y encontró entre una y dos partículas de plástico por gramo de mejillón. Actualmente las consecuencias son difíciles de medir para el ser humano que las consume.

¿Entonces qué podemos hacer?

En primer lugar, elegir prendas diseñadas íntegramente con materiales naturales como el lino, la lana o el algodón u optar por marcas que se comprometan a reducir su impacto en este ámbito.

Así que estaría bien reducir la frecuencia en que limpiamos la ropa. La teoría está clara, pero ¿qué pasa cuando mis vaqueros están cada vez más sucios? ¿O si derramo una taza de café en mis pantalones? Aquí están nuestras explicaciones:

Manché mis vaqueros: si la mancha es pequeña, frótala con un paño húmedo. Si el daño es más importante (como una taza de café derramada por completo sobre los vaqueros) llévate los pantalones a la ducha y frota la mancha con jabón. O pon los vaqueros del revés y deja remojar el área de la mancha, después de frotarlo con la mano y agua tibia, en una palangana o fregadero.

Mis vaqueros apestan: colócalos durante varias horas al sol y al viento. Si todavía apesta, esta vez podría ser el momento de lavarlos completamente. Lávalos con agua tibia y a mano, del revés.

Nuestros métodos te preocupan. Tenemos otra propuesta: El australiano Ash Black ha desarrollado un spray antibacteriano y antiolor que, según él, es perfecto contra los depósitos de sudor, contaminación y suciedad que se pueden formar en los vaqueros que no se han lavado durante varios meses. Su creador asegura que su solución es 100% biodegradable.

Y ¿cuánto cuesta producir mis vaqueros?

El coste ambiental de fabricar unos vaqueros es altísimo: 11.000 litros de agua, ¡que equivalen a 280 duchas!, y 65.000 kilómetros recorridos de media antes de usarlos. Cifras impresionantes que dan que pensar. #yoactuo. ¿Y tú?

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *