¿Cómo cultivar un huerto urbano sin morir en el intento?

“Los tomates no me salen. Eché las semillas hace más de un mes y nada de nada, no crecen. Los riego cada día pero no hay manera. Es que soy negada con las plantas!”. Esto me contaba mi amiga Clara contrariada hace un par de años. Eran principios de febrero, así que le pregunté cuándo había sembrado. Me respondió que el mismo día de Reyes en que su marido le regaló el kit completo de huerto urbano! Apenas pude contener la risa mientras Clara ponía cara de póker…

Cultivar un huerto en el balcón es muy sencillo, me gusta decir que es cómo un juego de niños pero claro tiene unas reglas básicas. La primera es que la mayoría de las hortalizas crecen en una época determinada del año. Simplificando, las hay de primavera-verano, de otoño-invierno y algunas afortunadamente se cultivan todo el año como la lechuga. Seguramente os sonará que el tomate es de verano. Aunque es probable que lo hayáis olvidado porque los podéis comprar todo el año en las fruterías. Sin embargo, las personas que habéis tenido una abuela o un vecino con huerta, recordaréis que se solían cosechar de junio a octubre y que su sabor no puede compararse con los que os venden ahora en cualquier temporada. Así que ahora entendéis porque los tomates de Clara que aman tanto el sol no pudieron crecer en pleno invierno! Antes de comprar semillas o plantel de hortalizas, dejaros aconsejar por profesionales en jardinerías, cooperativas agrícolas, viveros, tiendas de huerto urbano. Ellos saben lo que toca cultivar en cada temporada.

Es posible cultivar todo tipo de verduras y hortalizas en bancales o incluso en macetas.

La segunda regla de oro es que las plantas en general, y las hortalizas en particular, necesitan una serie de nutrientes para alimentarse y poder desarrollarse. No les faltará si la tierra del huerto es fértil. Eso significa que no puedo montar mi jardín comestible con cualquier tierra inerte recogida por ejemplo en el solar de al lado de casa que el propietario suele fumigar con herbicida, si no que tengo que comprar un sustrato como por ejemplo la fibra de coco (es una buena opción por su ligereza) y complementarlo con un buen abono orgánico que dará vida al suelo. Este abono puede ser humus de lombriz, compost, estiércol de caballo, etc.

Tercera premisa: por muy pequeño que sea, mi huerto urbano necesita recibir luz solar durante al menos 5 horas diarias para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis. ¿Recordáis qué es? Es el proceso químico a través del cual fabrican su propio alimento: convirtiendo el dióxido de carbono, el agua, los minerales y los nutrientes en compuestos orgánicos, utilizando la energía de la luz solar. Resumiendo: sin sol no hay huerto…

Última necesidad básica de vuestros cultivos: el agua. Según el tamaño de vuestra huerta y la cantidad de hortalizas a regar, será interesante pensar en instalar un sistema de riego por goteo y alimentarlo con cualquier invento capaz de recuperar agua de lluvia. El agua de red sirve pero más vale prevenir que curar y no esperar a recibir facturas astronómicas de la compañía de agua. Ahora bien, tampoco se trata de regar mañana y tarde, dependiendo del tipo de planta y la época del año, la cantidad de agua se tiene que ir regulando y en ocasiones pueden pasar días y hasta semanas sin riego. Las plantas se mueren con mucha más frecuencia por exceso de agua que por falta…

Sabine es la Responsable de la Colmena Sant Cugat y es una apasionada por el tema de los huertos urbanos

Sabine es la Responsable de la Colmena Sant Cugat y es una apasionada por el tema de los huertos urbanos

Como para cualquier actividad, ninguna persona es negada a priori, a cualquiera que quiera aprender y tenga un mínimo de paciencia, el cultivo del huerto se le dará bien! El verano pasado, mi amiga Clara cosechó un montón de tomatitos cherry, pudo invitar a sus amigos a comerse unas cuantas lechugas, y le salió tanta albahaca que pudo regalarla a sus vecinos italianos que le habían enseñado cómo hacer salsa pesto. Aprendió la lección y en el mes de abril, después de abonar bien la tierra de su huerto urbano, se fue a comprar los planteles en la cooperativa agrícola de nuestra población, los planto, los regó lo suficiente y disfrutó mucho viendo como todo crecía poquito a poco!

Escrito por: Sabine Amedee
Responsable de la Colmena de Sant Cugat del Vallès


  • Hay tiendas online dónde se puede comprar el kit completo de huerto urbano desde el recipiente de cultivo, hasta las semillas y el sistema de riego como por ejemplo Planeta Huerto o Hort Urbà.
  • Asimismo puedes encontrar diferentes productos y  todo tipo de material en tiendas especializadas como “El meu hortet urbà” en Barcelona.
  • En Madrid existe “La huerta de Monte Carmelo” un proyecto muy bonito de huertos urbanos que se pueden cultivar en familia y apoyar un proyecto social.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>