El poder de los hábitos: cuidar nuestras relaciones

Como me apasiona el funcionamiento de nuestro cerebro y desde hace unos años me intereso especialmente por el poder de los hábitos, me gustaría hacer de este post una propuesta: un hábito en el próximo mes para ser más felices. ¡Si no te lo crees, sigue leyendo!”. Escribe Alejandra, madre, empresaria y fundadora de la comunidad maters para madres profesionales. 

¿Sabías que el 40% de nuestro comportamiento diario está basado en hábitos?

Los hábitos son acciones que realizamos de forma automática, así que no requieren fuerza de voluntad ni esfuerzo. Y son esas acciones automáticas y repetitivas las que poco a poco van creando otras conexiones neuronales en nuestro cerebro, y lo transforman. ¡Por eso los hábitos son claves para nuestra felicidad y calidad de vida!

Los científicos estudian desde hace décadas las relaciones entre ciertos hábitos y nuestra sensación de bienestar. Porque no es lo mismo vibrar con la vida que no vibrar, eso lo sabemos todos!! Y ahora sabemos que eso depende de nosotros, y que hay algunos hábitos que han demostrado ser más transformadores que otros.

¿Cuáles son esos hábitos revolucionarios?

Si los enumeramos aquí no va a servir de nada, eso os lo aseguro. Porque leeréis la lista y no os sonará a nada nuevo. Ser agradecidos, tener una actitud positiva, comer bien, vivir el momento presente… Fantástico, la teoría más o menos todos la sabemos. Lo que pasa es que para transformar el cerebro tenemos que practicar. Recordemos que el cerebro es un músculo y necesita entrenamiento. No es lo mismo decir “tengo que ser más agradecido” que proponernos dar las gracias por tres cosas cada día, antes de acostarnos. Sin saltarnos ni un solo día!! Os aseguro que si hacemos ese ejercicio durante un mes entero, el cerebro sí se transforma y con él nuestra actitud.

¿Qué habito os propongo durante los próximos 30 días?

Hay un hábito que no he mencionado antes, porque no he querido hacer la lista de todos, y es mejor, y esto es demostrable, a que te toque la lotería!! Allá voy: Cuidar nuestras relaciones. Porque rodearnos de personas positivas y que se sientan felices es uno de los caminos más fáciles y más directos que podemos encontrar para conseguir nuestra propia felicidad.

¿Prefieres que te toque la lotería o tener un amigo feliz?

A todos nos encantaría que nos tocara la lotería, pero si hablamos en términos de felicidad, resulta que contar por ejemplo con 13.000 euros de más cada año, solo aumenta nuestra felicidad en un 2%. Y sin embargo, tener un amigo feliz nos da un 15% de felicidad adicional!!

“Una persona tiene un 15% más de posibilidades de ser feliz si está directamente conectada a una persona feliz.”

¿A quiénes llamamos amigos?

Aquí ya tenemos que empezar a acotar. Porque nos referimos a un círculo íntimo de amigos y familiares (todos entran en el mismo pack si hablamos de felicidad), y aunque los humanos somos los seres que más redes sociales necesitamos tejer, elegimos a entre 5 y 12 miembros para ese círculo selecto.

¿Pero cuál es el ejercicio entonces?

Lo que os propongo es escribir en una lista quiénes son esas personas especiales en nuestra vida, que son positivas y se sienten felices. Recuerda que no deberían ser más de doce!

Cada día vamos a intentar pasar tiempo con una o varias de esas personas. Podemos quedar para comer con un amiga, acompañar a nuestra madre al médico u organizar un pic-nic el domingo con nuestros mejores amigos. Si algún día no nos es posible pasar tiempo presencial con nadie, podemos recurrir al teléfono, pero debería ser una excepción.

El objetivo

Recordemos que estamos tratando de integrar este hábito en nuestra vida. Si hacemos el ejercicio con rigor (sin saltarnos un solo día) y poniendo consciencia sobre lo que hacemos y por qué lo hacemos, al cabo de un tiempo nuestro cerebro tendrá clara la ecuación, y él solo buscará y priorizará cualquier ocasión que signifique pasar más tiempo con estas personas queridas, porque necesitará la química que ese encuentro le produce, esa mezcla mágica de oxitocina, dopamina y fenilalanina, que generan entusiasmo y alegría, reducen el estrés y nos provocan sensaciones placenteras.  

¿Se os ocurre una propuesta mejor que esta para el comienzo de verano?

P.D.: Si os apetece saber más sobre estos hábitos transformadores y uniros a nuestro reto el curso próximo, echad un vistazo a nuestro programa completo: Regálate felicidad. Todos y todas sois bienvenidos, comenzaremos en septiembre.

“Somos felices cuando tenemos familia y somos felices cuando tenemos amigos, y casi todas las otras cosas que creemos que nos hacen felices son, en realidad, vías para tener más amigos y más familia.”, Daniel Gilbert

Escrito por Alejandra, madre, empresaria y fundadora de la comunidad maters para madres profesionales. 

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM