¿Cómo crear tu propio jardín?

Se acerca la primavera y queremos contagiarte de pasión verde, que tu jardín sea un regalo y no asuste, que dure, que cumpla su función, que te enamores de él. 

La primavera es una de las estaciones más esperadas, comienza el buen tiempo, los días son más largos y pasamos más tiempo en la calle, tenemos más ganas de salir al campo, de vivir la naturaleza y de disfrutar los cambios que se dan en ella: todo florece, reverdece, en los huertos es el momento de pensar en nuestros próximos cultivos, y a muchas personas les florecen las ganas de tener un poquito de esa naturaleza en sus hogares. Pero también surgen las dudas, los miedos de qué plantar en casa, de cómo cuidarlo y de superar las frustraciones del año pasado porque todo lo que intentaste no superó el calor del verano o el frío del invierno. En Te Estoy Poniendo Verde pensamos que todas las personas tienen derecho y pueden tener un jardín o un huerto en su casa, sólo hay que conocer bien tu espacio y lo que esperas de él.

Porque un jardín puede surgir en cualquier lugar, independientemente de su tamaño, es accesible, eficiente y duradero. Existen jardines comestibles, aromáticos, que aportan intimidad o se cuelan en tu casa. Grandes y medianos, mini jardines. Existen jardines en las ventanas, en los balcones, en los patios, terrazas y en los salones. Para nosotras cada persona es un jardín y por ello adaptamos nuestros diseños a las necesidades y ritmos de vida de quien decidida a incorporar el verde en su día a día.

No existen los mataplantas

Uno de nuestros objetivos es terminar con algunos estereotipos y mitos que existen en torno a la jardinería y la agroecología. ¿Quién no ha escuchado o dicho alguna vez esta frases?: yo soy una mataplantas, yo no valgo para eso, no tengo espacio suficiente, es muy caro, requiere mucha dedicación, viajo mucho….En Te Estoy Poniendo Verde lo tenemos claro: NO EXISTEN LOS MATAPLANTAS, lo que existe es desinformación y falta de acompañamiento y de conocimiento de las necesidades reales de tu espacio y tu disponibilidad. Por eso una de nuestras claves es ofrecer a la persona a participar en todas las fases del ajardinamiento: diseño, ejecución y mantenimiento.

En el diseño lo principal es conocer las necesidades y gustos para que el espacio sea tuyo; para la ejecución elaboramos un plan y te guiamos en las diferentes fases para que puedas crear tu jardín y lo hacemos contigo; y en el mantenimiento te daremos unas pautas que seguir para su cuidado.

Mi jardín se parece a mi

Sí, tu jardín se puede y se debe parecer a ti porque tiene que estar diseñado a tu medida. Lo primero que te recomendamos para crearlo es plantearte una serie de preguntas: ¿qué es lo que quiero de mi jardín? ¿Qué uso quiero darle? ¿Qué disponibilidad tengo para cuidarlo? También hay  preguntas más técnicas que hay que responder: la orientación, si hay acceso al agua, qué tipo de materiales tienes ya….esto requiere un tiempo en la fase de diagnóstico.

Lo segundo es la selección de las plantas más óptimas para tu espacio. Muchas veces nos empeñamos en tener plantas que tienen muy pocas posibilidades de adaptarse en nuestro espacio, incluso en nuestra ciudad. Por eso siempre aconsejamos conocer cuáles son las plantas autóctonas y resistentes de cada región. No, no es lo normal que las buganvillas se den en ciudades como Madrid con un clima seco, poca humedad e inviernos más fríos; si quieres plantar tomates necesitarás un recipiente bastante grande no una pequeña jardinera, no deberíamos poner plantas de sol si en nuestra terraza solo hay sombra……Es fundamental una buena asesoría en esta parte, evitará que las plantas sufran y que sufras tú con su cuidado y te autodenomines mataplantas.

Plantas adaptadas a la climatología de la mayor parte de la península y muy resistentes, son las plantas aromáticas leñosas: Lavanda, Romero, Tomillo y Santolina, por ejemplo. Con múltiples utilidades, desde su uso en la cocina a repelentes de algunas plagas y enfermedades cuando se plantan en combinación con otras plantas ornamentales.

El empleo de plantas propias del lugar garantiza el éxito de nuestros espacios verdes. Existen plantas autóctonas comunes a toda España aunque cada región, además, posea especies características. Adelfa, Durillo, Coronilla, Jaras, Mirto, Rosa Canina, Enebros, son algunos ejemplos de arbustos perfectamente aclimatados a la mayoría de las regiones. Plantas trepadoras como la Madreselva y Clematis. Caléndulas y Brezos.

Otras plantas, aunque no son autóctonas, son de empleo común en nuestras terrazas y jardines dando buenos resultados: la mayoría de las crasas y cáctus, Abelias, Photinias, Azaleas y Hortensias, etc. Os dejamos una página dónde podéis consultar especies autóctonas de toda España: Plantar Árboles

Con todo esto conseguirás un jardín que se parezca  a ti, que necesitará los cuidados que tú puedes darle y que te hará muy feliz. Además hará felices a los que lo vean desde la calle, y no lo dudes, estarás participando en reverdecer nuestras ciudades, combatir el cambio climático, reducir las islas de calor y conservar la biodiversidad.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM