¿Sabemos realmente cuánto azúcar consumen nuestros hijos?

El azúcar refinado tanto blanco como moreno, es un alimento fragmentado, refinado y desprovisto de todos los nutrientes que se encuentran en la caña de azúcar original: fibra, agua, minerales y vitaminas.

Está demostrado que el azúcar es altamente adictivo y perjudicial para nuestra salud, y en especial para la de nuestros pequeños. Su combustión es muy rápida y al subir el nivel de azúcar en sangre nos da una subida energética que genera adicción. Los químicos que se utilizan para blanquear el azúcar también son adictivos. Su elevado índice glucémico genera picos de glucosa en el organismo y puede provocar hipertensión, diabetes y alteración de la flora intestinal, daño dental, etc.

Peor ocurre con los edulcorantes artificiales como la fructosa, sorbitol, sacarina, aspartamo, etc. ya que activan la producción de histamina y vuelven el cuerpo humano altamente reactivo. Hay evidencias que estos edulcorantes disminuyen las hormonas que nos dicen que estamos saciados y aumentan las que nos dicen que tenemos hambre, generando un hábito de comer adictivo. Al ser de bajo coste, se utilizan en la mayoría de los productos convencionales, especialmente en los productos para niños.

¿Sabemos cuánto azúcar consumen nuestros hijos?
Al considerar la ingesta de azúcar diaria debemos tener en cuenta dos grupos de azúcares:

A) El azúcar que añadimos a las bebidas y/o comidas
B) El azúcar que se encuentra de forma natural en ciertos alimentos como la fruta y la leche.

¿Cuánto azúcar deberían consumir los niños?
En lo que se refiere al azúcar que añadimos, el consumo debe ser menor del 5% de nuestra ingesta diaria, y teniendo en cuenta la edad del niño:

  • 4-6 años: máximo 19grs o 5 cucharadas de café
  • 7-10 años: máximo 24grs o 6 cucharadas de café
  • A partir de 11 años y adultos: 30grs o 7 cucharadas de café

Por tener una referencia, una lata de refresco de 330ml contiene aproximadamente 35grs o 9 cucharadas de café de azúcar que añadimos.

¿Y cuánto azúcar contienen los alimentos?

Hay que tener en cuenta que existen numerosos alimentos que contienen azúcar y no necesariamente son dulces. Pueden contener azúcar numerosos productos comestibles como las salsas de tomate, pan, cereales y un gran número de productos procesados.
Para conocer el contenido en azúcares es recomendable:

  • Leer el contenido de azúcar del etiquetado
  • El azúcar no siempre aparece bajo la categoría de azúcares. Puede aparecer bajo otras denominaciones como sirope de agave, sirope de maíz, dextrosa, miel, endulzante de maíz, sacarosa, fructosa, glucosa, etc.

Opciones de Endulzantes Saludables

Actualmente existen numerosas alternativas saludables, aunque no hay que perder de vista que siguen siendo azúcares por lo que no hay que abusar. El principal beneficio de los endulzantes naturales es que no son adictivos y los obtenidos de una forma natural sin adulterar, conservan los minerales y vitaminas.

  • Stevia: procede de una planta de América del Sur y es tolerado por los diabéticos e incluso tiene propiedades medicinales.
  • Xilitol: se obtiene de la madera de abedul.
  • Sirope de ágave, que se extrae de un cactus mexicano. Cuidado si está muy procesado, pues en este caso aumenta su índice glucémico. Tomarlo en crudo.
  • Melaza de cereal: se obtienen por un proceso natural a partir del grano cocido, generalmente arroz o cebada.
  • Sirope de arce: Es la savia de un arce a la que se le ha evaporado el agua.
  • Jarabe de manzana: es zumo de manzana evaporado.
  • Azúcar de rapadura: es el jugo de caña evaporado que se obtiene a partir de la remolacha o de la caña.
  • La miel de abeja: Compuesto por fructosa y glucosa y una mínima proporción de minerales, bastante menor que la del azúcar integral.
  • Fruta fresca y fruta desecada como dátiles, pasas, orejones, etc.

Curiosidades del azúcar

  • Las golosinas no sólo producen caries, sino que trabajan también en silencio desde dentro en nuestro organismo.
  • Una dieta rica en azúcares favorece la infección por levaduras, bacterias y parásitos.
  • Tras el consumo de productos azucarados la concentración mental disminuye y con ella el rendimiento escolar. Los niños golosos van de la hiperactividad exagerada a la melancolía, tienen más caries dentales y son más propensos a las infecciones.
  • La infección crónica de cándidas derivada del consumo excesivo de azúcar tiene mayor riesgo de contraer diabetes, cáncer o enfermedades coronarias en la edad adulta.

Escrito por Sonia Pinto, La Veggyteca – Escuela de Alimentación Feliz. En Facebook e Instagram.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM