Postres sin azúcar

La vida sin azúcar (añadido) es posible, y terminar una comida o cena especial con un dulce sano, más allá de la fruta, ¡también!

En mi casa se consumía azúcar a carretadas. Recuerdo que mi padre me preparaba la leche cada mañana con dos cucharadas de cacao en polvo y tres de azúcar blanco. A día de hoy y después de una auto reeducación de los sabores no utilizo azúcar para nada. Procuro disfrutar del sabor real de cada alimento y en caso de necesitar endulzarlo opto por compota de manzana casera o plátano triturado, vainilla, dátiles, leche de coco o de almendra y mi favorito: canela.

El tema del azúcar en los alimentos que consumimos es muy preocupante ya que la mayoría de nosotros (por falta de conocimientos y por la saturación del marketing al que estamos sometidos) no somos conscientes de la cantidad de azúcar que llegamos a consumir escondidos en alimentos que llenan nuestras despensas. Si queréis liberaros de una gran cantidad de azúcar totalmente innecesario para nuestro organismo ahí va el primer consejo: erradicar los productos procesados de vuestra vida.

Preparar vuestras propias conservas, aderezos, iogures, leches vegetales, etc os llevará tiempo, cierto, pero también os reportará en salud (y en dinero). Otra opción interesante es que aprendáis a leer las etiquetas de los productos que consumís y reconocer los endulzantes añadidos que se esconden detrás de una casi infinita lista de nombres desconocidos para el común de los mortales. Os recomiendo seguir a Julio Basulto y sus talleres sobre etiquetas porque no tienen desperdicio alguno.

Vamos al tema: os propongo tres recetas que en casa disfrutamos preparando y devorando. Todas ellas están calculadas para 4 personas.

Mousse de chocolate

Ingredientes

200 gr de dátiles frescos sin hueso
400 ml de leche de coco
3 cucharadas de aceite de coco
50 gr de cacao en polvo (¡ojo que algunos llevan azúcar incorporado!)

Elaboración:

Batir los dátiles hasta obtener una pasta fina. Si con la batidora se os resisten podéis tamizar la pasta con un chino. Añadir el resto de ingredientes y batir hasta que quede la textura deseada. Si realizáis un movimiento ascendente-descendente continuado, incorporáis aires a la masa de forma que la mousse quedará más esponjosa. Servid en 4 vasos o copas y dejad refrigerar durante 3 horas. Podéis añadir alguna fruta ácida, como las frambuesas, que contrastan super bien con el chocolate.

Tarta de queso/cheesecake

Ingredientes: 

80 gr de harina de avena
60 gr de dátiles frescos
80 gr de harina de almendras
3 cucharadas soperas de aceite de coco
300 gr de crema de queso (¡fijaos en la etiqueta!)
1 vaina de vainilla
1 kaki maduro

Elaboración:

Para la masa utilizaremos las dos harinas, la de avena y la de almendra. Si no las encontráis las podéis hacer en casa, pulverizando sendos alimentos con un robot de cocina. Las dos harinas se mezclaran con los dátiles y el aceite de coco. La masa que obtendréis os puede parecer poco consistente. Forrar con esta masa la base y los laterales de un molde de 15 cm de diámetro. Cuando lo hagáis presionar bien la masa para que se amalgame bien. Dejadla reposar en el frigorífico. Mientras tanto abrid la vaina de vainilla y rascad su interior. Mezclar la vainilla obtenida con la crema de queso. (No os la comáis a cucharadas que luego no queda para el pastel). Repartid la masa obtenida en el molde sobre la base de avena y almendra. Dejad enfriar 3 horas en la zona más fría de la nevera. Pelar el kaki y triturad la pulpa sin mucha insistencia. Repartir sobre la superficie como si de una mermelada se tratara. Este pastel es muy cremoso, y tiene poco aguante fuera de la nevera. Servid y consumid al momento y si os queda guardadlo rápidamente en la nevera de nuevo.

Copa de Chía con canela

Ingredientes:

500 ml de leche de almendra (casera o cuidado con la etiqueta)
1 plátano
80 gr de semillas de chía
80 gr de harina de almendra
80 gr de frutos rojos (en este caso cerezas que tengo congeladas)
Canela en polvo

Elaboración

Triturar el plátano con la leche de almendra. Mezclar la leche resultante con las semillas de chía en un bol y dejadla reposar en el frigorífico toda la noche. La consistencia es similar a un arroz con leche. En una copa servid dos cucharadas de harina de almendra. Triturad los frutos rojos y servid dos cucharadas sobre la harina. Repartir la crema de chía sobre el puré de fruta hasta colmar la copa y terminar espolvoreando un poco de canela (al gusto).

Todos los postres que os propongo son fáciles de preparar por eso os invito a que los pequeños de la casa participen en su elaboración. Hacerlos partícipes de la preparación de aquello que comen favorece su predisposición a probar cosas nuevas, a disfrutar del sabor auténtico de los alimentos, además de potenciar su creatividad (si os permitís no seguir las recetas al pie de la letra!).

¡Que disfrutéis!

Artículo escrito por Alba Arnau, de Mammaproof

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM