Nos ponemos morados con las coles

Así como con la lombarda no nos extraña, nos resulta curioso cuando vemos un brócoli o coliflor del mismo color, pero lo cierto es que a la familia de las coles el morado les sienta de maravilla. Estos días como colores malva se adueñan de muchos de los huertos de nuestros productores, el Huertecito hacía gala del suyo hace unos días, y nos encanta.

La coliflor morada por su parte no dista de la blanca más que en el color, es rica en antocianinas, supone una gran fuente de vitamina B y vitamina C, es buena para bloquear el colesterol, los radicales libres y reducir el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas. Junto con las verdes – otra variedad que se cultiva, además de las amarillas- son las que sin más ricas en vitaminas y flavonoides. Pero es cierto que su color se desvanece suavemente al cocerse. 

Algo similar sucede con el brócoli morado, también conocido como el brócoli de Sicilia, una variedad que se consumía más antiguamente frente a la verde que se consume en la actualidad. Sus ramilletes son de color morado a diferencia del común, pero los tallos de ambos son verdes. 

Con tal explosión de colores es imposible no dar con recetas creativas y divertidas, infalibles contra el desperdicio alimentario. El recetario da para largo pero nos quedamos con un socorrido pesto de brócoli morado y unos bocaditos de coliflor morada, que vienen de la mano de Beatriz Molíz, una ensalada de aprovechamiento con lombarda y granada y lo con lo que sobre, cremas reconstituyentes de brócoli. 

Pesto de brócoli

Beatriz hacía un llamamiento por sus redes a que nos grabáramos “No volveré a tirar el tallo de un brócoli” como mantra en la cabeza. Está rico a la plancha, en fritters y por supuesto se puede añadir a la cremas o caldos de verduras. Con él aquí hacemos pesto:

Ingredientes

  • Tallo de un brócoli.
  • 1 manojo de hierba aromática (cilantro, albahaca, perejil…).
  • 1 diente de ajo.
  • 1/3 taza fruto seco (avellanas, almendras, nueces…).
  • 2 cucharadas levadura nutricional.
  • Zumo de un limón.
  • 1/3 taza AOVE.
  • Sal al gusto.

Elaboración

Lavamos y cortamos el tallo del brócoli y las hierbas aromáticas y lo vertemos en un robot de cocina o picadora junto a los otros ingredientes para triturar hasta conseguir la textura deseada. ¡Ni 5 minutos! Como para poner excusas…

Bocaditos de coliflor 

Una versión muy similar a la anterior hecha en las recetas de la pasada entrega, ¡pero es que se puede hacer de tantas maneras! 

Ingredientes

  • 1/2 cabeza de coliflor.
  • 1/2 taza de harina de arroz (o trigo, espelta, avena…).
  • 1/2 taza de bebida vegetal.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo, sal y pimienta al gusto.
  • Salsa: 1/2 taza de yogur vegetal + 1 cucharada de sriracha (salsa picante) + 1 cucharada de crema de cacahuete + 1 chorrito de limón.

Elaboración

Precalentamos el horno a 200º. Mientras lavamos y cortamos la coliflor en flores y reservamos. En un bol mezclamos la harina, la bebida vegetal, el ajo en polvo, sal y pimienta para después pasar cada trocito de coliflor por la mezcla. Los colocamos en una bandeja apta para horno forrada y horneamos durante 25-30 minutos.

Por otra parte, podemos preparar la salsa, para esta podemos utilizar yogur de cabra de Helechal en lugar de yogur vegetal, aunque ya dejaría de ser vegano.  Servimos la salsa y coliflor por separado con semillas de sésamo y cilantro o perejil por encima.

Lombarda con piñones

Por muy clásica que sea esta receta, es una elaboración que nunca pasa de moda y como guarnición funciona de maravilla. Aunque te recuerde a Navidad, no limites su consumo a tan solo esa fecha.

Ingredientes

  • 800 gr Lombarda
  • 100 gr Mantequilla
  • 60 gr Piñones
  • Una pizca de vinagre de manzana
  • Sal
  • Una pizca de azúcar
  • Sésamo
  • Reducción de Pedro Ximénez opcional pero potencia el plato bastante

Elaboración

Comenzamos salteando la mantequilla con los piñones y una vez estén dorados agregamos la lombarda cortada en juliana fina y dejamos que vaya cocinándose y reduciéndose a fuego bajo.

Cuando haya reducido bastante su volumen y haya adquirido un tono menos intenso debido a su cocción, agregamos la sal, el azúcar y el vinagre de manzana y dejamos que termine de hacerse al final para añadir el Pedro Ximénez y el sésamo.

Ensalada arcoíris

Con una serie de ingredientes que tenía en la nevera de distintos colores, con los lilas predominando, en 10 minutos solucioné mi noche. Zanahoria morada, col o lombarda morada, apio, higo, granada, rabanitos, kale morada para celebrar la temporada, judías verdes que aún se resisten y unos trocitos de panceta – que el día había sido duro- este fue el resultado. 

Escrito por Natalia Martínez, periodista gastronómica.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *