Huertos urbanos: mucho más que productos frescos

¿Sabes que según un sondeo llevado a cabo por la consultora GEA 21 (Grupo de Estudios y Alternativas) en 2000 se contabilizaban 1000 huertos urbanos en España y actualmente se han alcanzado los 20000? Por otro lado está el problema de la falta de implicación por parte de las administraciones, la falta de políticas que inciten esta práctica y la dificultad de reconocimiento legal.

Llegas al supermercado, te acercas a los vegetales y los ves brillar y tan perfectos que incluso te dan ganas de fotografiarlos. Pero, ¿has visto alguna vez que un vegetal recién cogido del campo sea así? Detrás de ese aspecto tan apetecible se esconde un proceso químico del que muchas personas urbanitas se han olvidado.

Los que vivimos en las grandes ciudades nos hemos desacostumbrado a saborear productos de verdad ya que realmente no sabemos ni cómo se han cultivado ni recogido. En resumidas cuentas, poco a poco se ha perdido el contacto con la naturaleza. Pero muchas veces salir de la jungla de hormigón para cultivar uno mismo, es tarea complicada. Por eso los Huertos Urbanos son un instrumento muy útil, de ahí que para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la  FAO, el apoyo y la promoción de la Agricultura Urbana sea uno de los objetivos principales en este siglo.

Huerto urbano en León

En este artículo queremos enseñarte los múltiples beneficios que conllevan los huertos urbanos, tanto para la alimentación como para la sociedad y el medioambiente.

Beneficios medioambientales

  • Reciclaje → todos los desechos orgánicos que tenemos por casa son susceptibles de convertirse en abono. Según la Comisión General de Medio Ambiente de la Comisión Europea “Esta alternativa de gestión de los residuos biodegradables tiene dos ventajas: reduce el impacto ambiental causado por el transporte y permite que sea el propio productor del compost quien pueda utilizarlo, evitando la fabricación y utilización de otros productos”.
  • Sostenibilidad y purificación del aire → los métodos que se llevan a cabo para sembrar y recoger la cosecha son naturales y respetuosos con el planeta. Además los huertos urbanos reducen la huella de carbono y el efecto “isla de calor” que suele formarse en las ciudades.
  • Aprovechamiento de espacios Muchos huertos se crean en parcelas o solares abandonados que suelen acumular desechos. Estos son transformados por los vecinos en un oasis verde de cultivo sostenible.

Beneficios educativos

  • Proyecto educativo para los más pequeños → hay escuelas que utilizan los huertos en los colegios como material didáctico en las asignaturas de ciencias. Esta forma de aprendizaje práctico, les enseña a entender temas relacionados con la naturaleza, con la agricultura, les enseña a ser conscientes de lo que comen y del trabajo que cuesta producir los alimentos.  Este tipo de proyectos estimulan su creatividad y habilidad, al mismo tiempo que les enseña a trabajar en equipo.

Huerto escolar en Cataluña

  • Proyecto educativo para adultos → ¿qué pensabas, que sólo aprendían los más pequeños? ¡Pues no! Los adultos aprendemos también técnicas de cultivo, a crear el compost que utilizaremos como abono, aprendemos los calendarios de cultivo de cada alimento, etc.

Beneficios sociales

  • Cohesión social → La mayoría de huertos son comunitarios y este hecho hace que se creen lazos entre los vecinos de distintas edades y esferas sociales. Se crea una convivencia entre las personas que contrarresta el individualismo que muchas veces trae la vida en la ciudad. Una investigación llevada a cabo en una comunidad de Melbourne, concluyó que estas actividades llenan vacíos, reducen las tensiones existentes y fomentan la cohesión entre grupos, que de otra forma, estarían segregados.
  • Empoderamiento → El hecho de sentir que tú mismo estás plantando los alimentos que luego consumirás, aumenta la autoestima y moral debido a que crece el sentimiento de utilidad.
  • Beneficios terapeúticos y de integración social → no es un simple hobby más. Para muchos colectivos en riesgo de exclusión social es una vía de escape y para muchas personas mayores, supone un gran beneficio físico y mental. Todos los lazos que se crean entre las personas que participan, estar al aire libre, ayuda a la integración social.

Huerto urbano de Málaga

Beneficios para uno mismo

  • Mejores hábitos alimenticios y mejora de la salud→ Consumimos lo que plantamos. Con ello, aumenta la cantidad de frutas, hortalizas y vegetales frescos en nuestra dieta. Esto da como resultado una mejora en la salud debido a que eres consciente de todo el proceso llevado a cabo hasta que el alimento ha llegado al plato.
  • Aumento del bienestar emocional y psicológico → el entrar el contacto con la naturaleza está demostrado que mejora los niveles de estrés, la ansiedad y aporta serenidad. Además, el hecho de hacer ejercicio moderado y mejorar los hábitos alimenticios, aumenta nuestro bienestar emocional y psicológico porque es bien sabido el dicho de “si te sientes bien por fuera, te sientes mejor por dentro”.

Después de leer algunos de los beneficios que trae consigo los huertos urbanos, ¿no te entran ganas de saber qué pueden aportarte a ti?

Ponte ropa cómoda y… ¡manos al huerto!

 

Imagen de portada: Huerto urbano de Montecarlo.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>