Hacia un modelo energético 100% renovable y democrático. Som Energia

Som Energia es una cooperativa de consumo y producción de energía verde sin ánimo de lucro. «Nos constituimos en 2010 con el objetivo de cambiar el actual modelo energético hacia uno de 100% renovable y democrático. Actualmente hay 70.000 personas socias y más de 120.000 contratos de suministro eléctrico en toda la Península, Baleares y Canarias».

Som Energia producen su propia energía de fuentes renovables: fotovoltaica con placas en tejados de edificios, plantas de biomasa o participaciones en molinos eólicos. Con esa producción, aunque el transporte en alta y la distribución de la energía queda en manos de las empresas que monopolizan el mercado, la última fase del proceso, la comercialización, es donde la cooperativa vuelve a tomar las riendas de su energía para llevarla hasta los socios y usuarios. Y es en ese estrecho margen donde la cooperativa sale de la factura regulada por el Gobierno y se mueve en el mercado libre: el socio y consumidor paga menos por la parte fija de la factura –la potencia contratada- y se centra la repercusión del pago en el consumo real de la energía que se utiliza.

Cuando se creó en 2010, ¿cuál es la mejora social que quería aportar?

Al principio teníamos la ilusión de cuando haces algo colectivo, pensando desde y por el bien común, que sigue intacta. Y aquella reivindicación política, de querer relacionarnos con la energía y su uso de una manera diferente, aún es un reto que nos hace caminar a día de hoy. Queríamos poder participar en la generación de energía renovable, pasando a formar parte activa en la transición energética. Poder contratar la luz procedente al 100% de energia verde, con una excelente atención al cliente, realizada por personas al servicio de personas con un trato humano y próximo. Ofrecer un precio justo y transparente para la luz y una información clara y honesta sobre todos sus aspectos. 

¿Cómo lográis situaros al margen de las grandes eléctricas?

Justamente nuestra propia existencia demuestra que existe una alternativa real al oligopolio energético de este país. Actuamos en un sector, el del mercado eléctrico y todo lo que deriva de él, que, por naturaleza o por voluntad interesada, es complicado, impenetrable a nuevos actores e incomprensible para la ciudadanía, y por tanto, nos movemos en un entorno cambiante y, a menudo, hostil. Esto aporta dificultad a la hora de seguir siendo una empresa que pretende poner en el centro las personas, abogar por la reducción del uso energético y poner en segundo término el beneficio económico; aspectos que la economía mercantil no valora. A veces, todo ello nos hace ser más lentas y dedicar recursos para reforzar nuestra coherencia interna: vincular la viabilidad económica inevitablemente a la participación y al sentir con claridad cómo queremos ser y cómo debemos organizarnos, en la dimensión societaria y laboral.

¿Qué va a cambiar en mi factura si me doy de alta en Som Energia? ¿Cómo repercute en el precio?

Vas a ver que el orígen de la electricidad es 100% renovable y que no hay que pagar más para utilizar energía verde certificada. También vas a tener la oportunidad de participar en la definición de tu tarifa de luz. El pasado mes de diciembre, por ejemplo, hicimos una revisión de las tarifas siendo conscientes de la situación económica actual y también del impacto que supone para la cooperativa no aumentar los precios, y consideramos que subirlos en este momento no es lo más adecuado, por tanto, los congelamos

¿Qué son las compras colectivas de autoproducción solar? ¿Nos lo podéis ilustrar con un caso concreto?

Son el servicio que ofrecemos desde Som Energia para adquirir una instalación de placas solares para tu tejado o terraza y empezar a generar tu propia energía a través de un modelo “llave en mano”.  Las compras colectivas se iniciaron en 2017 con el objetivo de fomentar la transición energética renovable, distribuida y participada.

En la actualidad desde esta web se pueden encontrar unas 20 compras activas o en proceso de gestación repartidas en diferentes comunidades autónomas. Además de abaratar costes, el hecho de hacer compras conjuntas en un mismo territorio facilita la gestión de los trámites administrativos y legales que debe hacer quien quiere autoproducir su electricidad. Desde la cooperativa con las compras colectivas ya hemos promovido unas 1700 instalaciones, de las cuales más de 750 ya están en funcionamiento, por lo que las compras colectivas se convierten en una importante herramienta de transformación social y del modelo energético.

Funcionáis a través de grupos locales. ¿Cuántos son a nivel español y por qué habéis elegido el funcionamiento en grupos o comunidades? ¿Cómo os gestionáis entre vosotros?

En la actualidad hay 53 grupos locales que permiten acercar la cooperativa en cada territorio. Al principio surgieron a través de personas interesadas en el proyecto que se fueron constituyendo en una red de voluntariado por todo el país que se autogestiona, y constituye el eje vertebrador de la participación ciudadana en el ámbito local. Las actividades principales de los Grupos Locales de Som Energia son la promoción de debates, difusión, formación y divulgación de la cooperativa y la cultura energética en cada territorio. 

¿Cómo ha sido el camino de pasar de un grupo de 150 socios en 2010, a los más de 70.000 socios actuales? ¿Qué retos clave habéis tenido que afrontar?

Iniciamos este camino con la gran incertidumbre de si sería posible convertirse en una opción real y diferente en el mercado eléctrico, pero pusimos mucha energía positiva, ingenuidad, valentía, confianza y espontaneidad. Tuvimos que aprender no sólo cómo funciona el mercado eléctrico, sino cómo se construye una organización empresarial participada incorporando las miradas y opiniones diversas de tantas y tantas personas que han formado y formarán parte de esta cooperativa. Lo que nos unía, y nos une, es el propósito principal de hacer de la cooperativa una herramienta activa en el camino hacia la transición energética, y eso nos empujó colectivamente a ser imaginativas y creativas para hacer frente a las dificultades imprevistas que han ido apareciendo durante estos años, como fueron, por ejemplo, el paro de las primas a las renovables justo cuando empezábamos a tener nuestros primeros proyectos de generación, los cambios regulatorios constantes del mercado eléctrico, el largo vacío normativo del autoproducción, etcétera.

Hace 10 años nuestro reto era crear la primera cooperativa comercializadora de energía verde para que las personas pudiéramos decir bien claro: queremos energía renovable en nuestras casas y, al mismo tiempo, impulsar proyectos renovables que estén en manos de la ciudadanía comprometida en el cambio de modelo energético. Ahora ya no estamos solas en esto. Después de nosotras han nacido otras cooperativas energéticas, nos costaría encontrar una comercializadora que a día de hoy no ofrezca energía verde en su oferta, y el impulso a las renovables parece más compartido que nunca. Ahora todo el mundo habla del autoconsumo y la energía solar, incluso las grandes compañías eléctricas y petroleras, que viven del modelo fósil. Y por lo tanto, ahora que hay un amplio consenso de alcanzar el modelo 100% renovable, el reto que nos toca afrontar es: ¿a qué ritmo? ¿Qué poder tendremos como ciudadanía organizada? ¿Quién tendrá la propiedad y, por tanto, podrá definir el futuro modelo? ¿Se equilibrarán los intereses económicos con el bienestar de las personas y del planeta? 

Asegurar un modelo social y ambientalmente responsable y en manos de la ciudadanía será nuestro gran reto en los próximos años. Sin la activación de la gente, la transformación prometida no sólo no será posible, sino que tampoco llegará a provocar los cambio sociales que la emergencia climática requiere.

Escrito por Francesc Casadellà, miembro del equipo de comunicación de Som Energia

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *