El arte de optimizar los tiempos en la cocina: BATCH COOKING

¿Qué es el batch cooking? Literalmente, lo que viene siendo cocinar del tirón para toda la semana. Hay gente que lleva toda la vida practicándolo, no es ninguna novedad para ellos. Para los que nos estamos iniciando en la vida de “el día no me alcanza para todo lo que tengo que hacer”, es una práctica más que útil. No solo se trata de optimizar el tiempo, si no mas bien de poder llevar una dieta saludable, sin morir en el intento.

No soy una experta en nutrición, ni tampoco en cocina. Ni Blogger, ni influencer, ni antiinfluencer.
Soy una madre de tres niños pequeños, que se ocupa de que coman sano y variado, con poco
tiempo y muchas cosas en la cabeza, entre otras, cuidar y que aprendan a cuidar el planeta que
habitamos.

Los principales beneficios del batch cooking (BC) son:

  • Ahorro de tiempo (dedicar 2-3 horas una vez a la semana, nos ahorra mucho más tiempo en el día a día). La idea es dedicar 5-10 minutos cada día como máximo a la terminación y preparación de cada comida.
  • Comidas y cenas más saludables (Planificamos platos saludables y variados).
  • Ahorro económico (se compra menos porque se va menos a comprar).

En mi caso, mi día de organizar es el viernes. Planifico el menú de la semana siguiente, que consiste en desayunos, meriendas y cenas los días de semana. A veces lo hacemos en democracia con los niños, pero otras, reina la autocracia. ¿Los fines de semana? Tiro de congelador, por eso es bueno siempre hacer de más y congelar. La media hora mejor invertida y que me asegura que la rutina no se rompe a causa de “¿Qué podemos cenar hoy?”.

Mi Colmena entrega los miércoles, ese día llega el 80% de nuestros alimentos a casa. Normalmente el martes compro el pescado que va siempre al congelador, y el resto de productos que no hay en La Colmena.

Debo confesar que no podría vivir sin mi robot de cocina. Es mi ayudante infalible.
Al lío, esta es la base del BC, que puede servir de guía a la hora de planificar el vuestro:

  • Cocer legumbres: aportan proteínas, vitamina B, minerales. Su producción necesita poca agua. Las uso en ensaladas, dips, sopas y guisos. A veces no me da tiempo a cocer y utilizo los que ya vienen cocidos de nuestro productor Cachopo, son ecológicas y saben a gloria.
  • Asar verduras: Se meten al horno y te olvidas, es lo primero que preparo. Sirven para guarnición, para una crema de verdura, para pizza, empanada, coca o dip. Aptas para congelar. Todas de temporada y de nuestros productores locales.
  • Salteado base: a veces solo verdura que luego se convierte en pisto, otras con carne son el relleno ideal para unas fajitas, con bechamel light el relleno perfecto de una lasagna o canelones… Se puede congelar sin problema. Importante no cocerlas demasiado para que cuando las calentemos no se deshagan.
  • Caldo de carne y verduras: va variando. Nuestro favorito el de pollo. Una vez cocido separamos
    todos los ingredientes y cada uno se destina a una receta.
  • Pasta, arroz o quinoa: se cuece al dente y se guarda en la nevera. De guarnición o con una salsa como plato principal. Si es integral, mejor.
  • Crema fría o caliente: siempre de temporada. Ideal para llevarse en el tupper o tener en el
    congelador, siempre mejor en raciones dobles o individuales para que sea más práctico.
  • Masa pizza, coca o quiche: Utilizo harinas integrales. Vamos variando, pero siempre están a mano en el congelador. Nuestros viernes son días de familia, película y festejo. Congelan
    estupendamente. Las masas de las pizzas las congelo precocinadas con el tomate base.
  • Huevos duros: otro comodín, aguantan 7 días en la nevera, y siempre complementan muy bien ensaladas, como guarnición o añadiéndolos al salteado base. Camperos y ecológicos de Reina del Jarama. Nunca otros.
  • Salsa: bechamel, tomate frito, pesto…

Aquí tenéis un ejemplo de nuestro menú semanal. ¿Podría ser más sano? Seguro. ¿Podría ser más variado? También. ¿Tener más pescado? Siiiiiiiii. Es simplemente un ejemplo de una semana, que espero os inspire y os anime a adaptarlo a vuestras costumbres familiares. He añadido las comidas, ya que en nuestro caso, no suelen estar planificadas porque no comemos en casa. Esos platos suelo congelarlos o hacerlos el fin de semana. Todavía no he conseguido meter el pescado en el día de cocina a mansalva. Suelo descongelarlo el día anterior en la nevera, y luego al horno, vapor o plancha, sobre la marcha. Aunque planifico las comidas de cada día, siempre hay cambios, porque nos apetece otra cosa, porque resultó más fácil otra, porque en el momento de hacer el menú no tenía a mano el menú del cole y “justo” comieron los mismo ese día… En fin ¡viva la flexibilidad!

Y aquí, tenéis un paso a paso del batch cooking, cronometrado en 2hs 40 minutos (interrupciones
incluídas).

Como última reflexión, y a favor de esta práctica, debo decir que no solo he encontrado en ella una opción de ahorro de tiempo (que se traduce en menos estrés y más tiempo de calidad para todos), sino que también, es una buena forma de comprar solo lo que consumimos, disminuir hasta casi eliminar la comida procesada, reducir el consumo de carnes (compramos carne de muy buena calidad pero consumimos menos) y en definitiva, inculcar valores de buena alimentación y conciencia por nuestro planeta, siempre con el ejemplo.

Terminamos con algunos tips:

  • Hacerte con una olla a presión, los alimentos conservan sabor y propiedades. Se ahorra tiempo y energía (antes de comprar pregunta en tu entorno, hay miles de ollas a presión sin uso).
  • Chau tuppers de plástico, los botes de vidrio de conservas cumplen su función, duran más, no contaminan la comida, se ve lo que hay dentro y ocupan menos en la nevera.
  • Invertir en tuppers de vidrio, aptos para congelador y horno. Simplemente no se reponen los tuppers de plástico cuando están a punto de cumplir su vida útil, y se suplen por unos de vidrio de tapa hermética.
  • De vez en cuando hay que acabar existencias y volver a hacer el fondo para la cena.
  • Cortar fruta y dejarla preparada en la nevera. Por ejemplo: piña, sandía, melón. Así será más rápido y fácil consumirla, y de paso evitamos otras tentaciones.

¡Qué aproveche!
Laura Pedrero
Responsable de La Colmena El Bosque

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *