Cuando la duda del árbol de Navidad nos asalta

Escoger el árbol de Navidad resulta casi tan difícil como elegir los entrantes de la cena de Nochebuena. Unos se decantan por los árboles naturales, otros por los árboles de plástico y otros por los reciclados pero, ¿cuál es el impacto de nuestras decisiones en el medio ambiente?

Pues como en todas nuestras acciones, el impacto es enorme. Desde cómo nacen a cómo mueren toman caminos muy distintos que nos harán reflexionar sobre nuestro modo de ver la Navidad.

Los árboles artificiales nacen a partir de las resinas plásticas generadas del petróleo por lo que su producción hace un flaco favor a la atmósfera. Duran más, eso no se lo vamos a negar. Pero en el momento de su destrucción, al tratarse de un material no reciclable (en muchos casos con materiales nocivos como el mercurio), atentamos de nuevo contra el medio ambiente y la salud de todos.

Por su parte, el árbol natural, desde que nace genera oxígeno y ayuda a combatir el CO2 de la atmósfera. Una vez la Navidad llega a su fin hay dos opciones, se pueden replantar, o si no sobreviven, como es el caso de más del 80% de los abetos, son 100% biodegradables e incluso se puede convertir en biomasa o en compost. Si te decantas por esta opción, recuerda que lo más importante es que sean árboles de vivero. Te gustará saber que muchos ayuntamientos hacen servicios de recogida una vez pasadas las navidades y vuelven a plantarlos de nuevo en los parques y jardines de tu ciudad.

Mi árbol de Navidad es una start-up que nació hace pocos años en Madrid con el objetivo de ofrecer árboles ecológicos, solidarios, y cómo nos gusta a nosotros, ¡locales! Tienen su plantación en los Pirineos y a día de hoy reparten en Madrid y Barcelona. Además ofrecen la posibilidad de recogerlos en nuestras casas una vez pasadas las navidades para después replantarlos o reciclarlos.

Entonces, ¿se puede decir que el árbol natural gana la apuesta? Nosotros nos quedamos con los árboles reciclados, nacen de la creatividad y son únicos y personalizados. Una vez la Navidad pasa, sólo tienes que sacar la caja y esperar al año que viene para que tu imaginación eche a volar de nuevo. Si quieres inspirarte, Pinterest está repleto de ideas originales y responsables.

Un proverbio chino decía “Hasta del árbol más alto caen sus hojas a las raíces” haciendo referencia a, cómo todos, aunque estemos lejos de casa, volvemos para juntarnos y disfrutar del turrón, el cava y posamos para la foto de familia frente al árbol. Hagamos la foto de este año un poco más sostenible.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM