Tres recetas para disfrutar de la manzana, dulces y saladas

Después del homenaje a la calabaza, ahora es el turno de otra reina de la temporada, la manzana. Con ella, también comienza la temporada de la sidra, bebida que se elabora con este fruto. Aunque se puede consumir durante todo el año, debido a las más de mil variedades que existen, el mejor momento para disfrutar de ella es el final del verano y los primeros meses del otoño. Hoy compartimos recetas que huelen a canela y manzana.

En España las principales variedades que se cultivan se dividen en las de piel roja, como Fuji, Pink Lady, Red Delicious con un sabor más dulce ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel; las amarillas Golden, Gala y Reineta, que fortalecen el sistema inmune y las de piel verde entre que destacan por su sabor ácido y ayudan a reducir los niveles de colesterol, entre las que se encuentran la Granny Smith y la Verde Doncella. Todas ellas son diuréticas, antioxidantes y tienen un alto contenido en fibra. 

En la cocina su versatilidad es infinita, no solo son un sanísimo tentempié para comer entre horas, en crudo también funciona de maravilla en ensaladas de casi cualquier tipo. Estarán los golosos conmigo que en postres y repostería es como conquista corazones, pero para satisfacer todos los gustos, porque no se puede elegir entre mamá y papá, nos lanzamos con una dulce y otra salada. Ambas firmadas por Salvatore Corradino, chef tras los fogones de Mamá Chicó un coqueto restaurante en el corazón de Malasaña (Madrid), cuya filosofía se basa en una cocina healthy y de autor. Recetas que saben a hogar inspiradas en Chicó, gran cocinera y madre de Martín, al frente del proyecto, donde los vegetales y la brasa son la clave y a la pasta se le da mucho mimo. Corradino ha querido compartir dos de los hits de su carta, con la manzana como protagonista. 

Aguacate braseado con manzana y canónigos

Ingredientes 

  • 1/2 aguacate por persona (Huerto ecológico Raza)
  • 100 gr  manzana verdes en dados pequeños (Fruta de Toro)
  • 20  gr  de canónigos
  • 20  gr  de cebollita crujiente (Huerto ecológico Raza)
  • Cilantro (El Huertecito)
  • Limón (Huerto ecológico Raza) o lima
  • Miel
  • Mostaza
  • AOVE

Elaboración 

Comenzamos partiendo el aguacate por la mitad, quitamos la semilla y lo metemos al josper hasta que este relativamente blando y con ese sabor que da el carbón, según indica Corradino. Probablemente en casa no contemos con un horno de esas características, pero en una plancha o grill también queda bien, sobre todo si el aguacate está en su punto.

Después la rellenamos con la manzana, los canónigos o unos brotes similares y la cebolla, “nosotros utilizamos la manzana verde, ya que le lleva la delantera a la manzana roja comenzando simplemente por el hecho de que contiene menor número de calorías y mayor cantidad de vitaminas y minerales” aconseja el chef. Con miel y mostaza hacemos una salsa que verteremos por encima de este relleno. 

A la hora de emplatar “ponemos un plato con una base de 20 gr de cream gream que consiste en una crema verde que lleva aguacate, espinaca, cilantro, zumo de Lima y por supuesto Aove, y sobre ella colocamos los aguacates rellenos” finaliza Corradino. Si quieres impresionar con un plato colorido, sano y divertido, aquí tienes la clave. 

Crumble de manzana

  • 1,5 kg manzana Golden
  • 100 g azúcar moreno
  • 100 g harina
  • 1 pizca canela en polvo
  • Zumo de limón

Para la masa:

  • 500 gr harina
  • 250 gr mantequilla
  • 200 gr azúcar blanca
  • 100 gr huevo

Para el crumble: 

  • 150 gr harina
  • 150 gr mantequilla
  • 150 gr harina de almendras
  • 150 gr azúcar moreno

Elaboración

Comenzamos preparando la masa y la estiramos en un molde desmoldable de 24 centímetros cortando los sobrantes. A continuación, cortamos la manzana en dados pequeños y la reservamos en zumo de limón para que no se oxide y coja jugosidad para después mezclarla con el azúcar moreno, la harina y la canela y verterlo todo en el molde donde hemos colocado la masa. 

Ahora llega el momento del crumble, y para ello el chef de Mamá Chicó recomienda usar las manos. “Mezclamos bien todos los ingredientes de manera que conseguimos una masa irregular, como si fuera una arena y cubrimos con él toda la tarta” explica.

El horneado como cuenta el chef se hace en dos procesos, primero “horneamos a 170º durante 20 minutos, la sacamos y dejamos enfriar un poco para cubrirla con papel de aluminio y meterla de nuevo otros 45 minutos a 145” finaliza. Una vez cumplido ese tiempo, la sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar. 

Compota de manzana como bonus de aprovechamiento

Si ves que te sobran manzanas y se te van a poner malas, darlas por perdido no es una opción. ¡Haz compota!

Simplemente tienes que asar las manzanas unos 40 minutos a 180º y después de dejarlas enfriar y quitarles la piel, mezclar su carne con un poco de zumo de limón, canela y 1 dátil para darle mayor textura y consistencia. Esta receta la compartía hace unos días Beatriz Moliz, una de nuestras últimas invitadas y viene genial de guarnición para muchos platos, además de salvarte el desayuno. Con algo de fruta y cereales, o con una leche vegetal y semillas, como lo combina ella, está espectacular. 

Escrito por Natalia Martínez, periodista gastronómica.

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *