¿Conoces los valores del Comercio Justo?

Seguro que en más de una ocasión te han hablado del Comercio Justo. Es más, incluso quizá te hayas cruzado en varias ocasiones con alguno de los productos que llevan esta etiqueta en las tiendas de tu barrio. Sin embargo, ¿tienes claro qué significa este concepto? ¿Te atreverías a enumerar los valores que propone?

FairTrade

Fotografía de Pablo Tosco

El objetivo del Comercio Justo es visibilizar y apoyar a las personas productoras y agricultoras que resultan perjudicadas por las dinámicas del mercado tradicional, que en la mayoría de los casos son desiguales y, en vez de contribuir al desarrollo social, subrayan problemas estructurales como la pobreza y la explotación laboral.

No estamos ante un concepto nuevo. Al contrario, lleva varios años ganando terreno en la escena mundial y en la actualidad ya se ha consolidado como un movimiento internacional al que se han sumado distintas organizaciones.

Sin embargo, el principal reto de sus impulsores es avanzar en las tareas de difusión de las prácticas, los principios y los valores que sustentan el Comercio Justo. Y ese reto empieza desde los círculos más cercanos, es decir, aquellos donde todas las personas podemos incidir y contribuir hacia un cambio del modelo de consumo. ¿Tienes claro el tuyo?

Relaciones comerciales: ¿qué pide el consumo masivo?

En concreto, el Comercio Justo busca mejorar las relaciones entre los productores a gran escala (empresas, franquicias, tiendas en cadena) y los artesanos, agricultores y pequeños emprendedores que están en una clara desventaja económica.

Esto se hace a través de distintas estrategias. Por ejemplo, se pide a las grandes marcas que paguen un precio justo por las materias primas que adquieren de los productores, tomando en consideración no sólo los costes de producción sino también el esfuerzo y las labores que hay detrás de dichos procesos. ¡Y no es lo único!

Otro elemento que subraya el Comercio Justo es la necesidad de eliminar las prácticas que pongan en riesgo los derechos básicos del productor a pequeña escala, como la explotación laboral y el trabajo infantil, entre otros.

Dicho de otro modo, lo que busca este modelo son unas relaciones comerciales más justas, equitativas y transparentes, todo ello para generar cambios en los entornos que permitan avanzar hacia prácticas de desarrollo social sostenible.

Fotografía de Pablo Tosco

Fotografía de Pablo Tosco

Comercio Justo: valores, prácticas y principales recursos

El Comercio Justo habla de la necesidad de replantear el consumo tradicional e incluir en él valores y principios como los que te exponemos a continuación. ¡Apuesta por ellos!

  • Desarrollo social
    Los productos que tienen la etiqueta de Comercio Justo son elaborados bajo principios que respetan los derechos de las personas que forman parte de la cadena productiva, algo que necesariamente incide en el desarrollo social de los entornos. Esto se traduce, por ejemplo, en condiciones óptimas para el trabajo, contratos dignos y buena remuneración.
  • Cuidado del medioambiente
    Las marcas de Comercio Justo elaboran todos sus productos basándose en prácticas respetuosas con el medioambiente y los ecosistemas en los que operan. Por ejemplo, insisten en la reutilización de los materiales y en el buen uso de los recursos naturales.
  • Transparencia comercial
    El Comercio Justo pide a las empresas que rindan cuentas de sus actividades y hagan pública toda aquella información que sea de interés para el entorno en el que operan, sobre todo aquella que se refiere a su relación con los pequeños productores, artesanos, etc.
  • Solidaridad
    Quizá uno de los puntos más importantes del modelo es el avance hacia una forma de consumo responsable, es decir, basada en la sensibilización de nuestro rol de consumidores. La meta es dejar de ver el consumo solo como una vía para el beneficio económico e incorporar en él valores como el respeto, la solidaridad, el compromiso social o la cooperación.

Ahora que ya conoces los valores, los principios y algunas de las prácticas del Comercio Justo, el siguiente paso es sumarte a la cadena. Ya sea como productor o como cliente, lo importante es que contribuyas a reforzar este concepto en tu día a día. ¡Cada pequeña acción cuenta!

Si te interesa saber más detalles sobre el Comercio Justo, así como las múltiples maneras de apoyarlo, te recomendamos que te descargues la guía gratuita Comercio Justo, ¿te apuntas? En ella encontrarás nueva información al respecto y otros datos de interés. ¡Échale un vistazo!

Escrito por: Intermón Oxfam


Más info:

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>