Cómo ayudar a dormir bien. El sueño infantil

El nacimiento de un bebé supone muchos cambios en nuestras vidas. Estamos acostumbrados a llevar un ritmo de vida en el que el descanso nocturno es esencial y de pronto llega un bebé que nos altera nuestro sueño. Olga Sesé, coach del sueño infantil, nos da algunas pautas para ayudar a los niños o niñas a dormir mejor. 

La falta de sueño no solamente se refiere a dormir pocas horas durante la noche, sino también a dormir de forma fraccionada. Además de los efectos a nivel físico y el cansancio extremo, la falta de sueño ha sido fuertemente relacionada con la depresión postparto en las mamás. Unos padres agotados, cansados, frustrados o preocupados tendrán mayor dificultad para mostrarse sensibles, atentos y conectados a las señales de su bebé, algo necesario para el desarrollo de los vínculos emocionales. Por el contrario, dormir bien nos mantiene fuertes, nos ayuda a procesar los eventos del día. Una noche de buen sueño nos prepara para un día de energía, concentración, humor positivo y a estar más activo.

Es habitual que cuando a los niños les cueste quedarse dormidos y no se duerman sin la ayuda de los padres, las reacciones más habituales suelen ser darle de comer hasta que se duerma, dormirlo en sus brazos, hacer que se quede dormido en cualquier sitio menos en su cama o acabar metiéndolo en su cama. Pero lo ideal sería conseguir que el niño durmiera toda la noche sin despertares, conciliara el sueño sin la ayuda de los padres, que logre dormir en su cuna y sea capaz de dormir buenas siestas.

Primer paso: entender cómo es el sueño de un bebé

En la vida de un bebé, el sueño es una necesidad fisiológica y una parte esencial en su vida diaria, ya que afecta al desarrollo físico y mental, a sus emociones, su aprendizaje y a su bienestar emocional. Conocer cómo es el sueño de un bebé nos ayudará a entender el motivo de sus despertares y a saber que al principio se despiertan varias veces por la noche y que conforme van madurando esos despertares disminuyen.

Una de las principales razones por la que la mayoría de los bebés no duermen es simplemente porque todavía no han aprendido cómo hacerlo. Los bebés nacen sin saber dormir solos, no tienen la capacidad de saber cuándo es hora de dormir. Por eso es habitual que durante sus primeros 6 meses de vida tengan frecuentes despertares nocturnos y necesiten mucho apoyo para quedarse dormidos y conciliar nuevamente el sueño cuando se despiertan. Hay varios factores que lo explican:

  • Por un lado, hasta los 4-5 meses no tienen un patrón biológico de sueño establecido y sus ciclos de sueño se componen sólo de dos fases de sueño. Y al tener un estómago tan pequeñito necesitan alimentarse con frecuencia.
  • Una vez alcanzan la madurez necesaria (entre los 5-6 meses), ya están preparados para aprender a conciliar el sueño por ellos mismos, lo que les permite, así como a sus padres, conseguir el sueño que tanto desean.
  • Otro de los motivos por los que no son capaces de dormirse es porque no han seguido unas rutinas establecidas o porque tienen unos hábitos de sueño no correctos. También es frecuente que hayan  necesitado de ti o de un apoyo externo para dormirse y cuando se despiertan y tú o el apoyo no están, lloran y no consiguen volverse a dormir.

La maduración de los bebés durante los primeros meses de vida es impresionante, evoluciona de forma muy rápida tanto a nivel físico como a nivel neuronal. Por eso es necesario que los padres, ya desde del nacimiento, comiencen a crear unas buenas rutinas y unos buenos hábitos de sueño saludables para que sus bebés adquieran la capacidad de conciliar el sueño ellos solitos y puedan dormir durante toda la noche.

A muchos padres les surgen las dudas de si tendrán que dejar llorar a sus hijos. Les aparece el miedo al llanto y el pánico si los oyen llorar. No necesariamente educar en el sueño implica dejar llorar al bebé y cerrar la puerta. Existen muchas maneras de acompañarlos de forma suave y respetuosa en todo el proceso. Porque un bebé que duerme es un bebé y una familia feliz.

Escrito por BabyREM – Olga Sesé, Coach del sueño infantil, certificada por “The International Maternity and Parenting Institute (IMPI)”. La encontrarás en Facebook, Instagram y Twitter

Si te gustan nuestros artículos, déjanos un comentario en nuestra página de Facebook. Descubre La Colmena que dice Sí aquí

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM